Horario Profético – Reseña (Parte 1)

Mike Parsons

Esta es la versión completa del diagrama que empezamos a mirar la última vez. En este artículo y el siguiente, sólo voy a dar una breve reseña de lo que Dios me ha mostrado que El está tratando de hacer en cada uno de estos períodos, y luego vamos a empezar a buscar en cada etapa con mucho más detalle en los próximos días y semanas.

En primer lugar hay un llamado a la intimidad: Dios empezó a hacer esto hace un tiempo, y que va a continuar. Sé que mucha gente lucha con la intimidad. Incluso cuando nos reunimos, cuando estamos alabando todo el lugar está lleno en la parte delantera del altar; tan pronto como empezamos a pasar a la intimidad se puede ver la gente empieza a quedarse dormida. Hay algo totalmente diferente en nosotros dar a Dios la alabanza (que viene de nuestro espíritu) y la verdadera intimidad (que proviene de Su Espíritu y nuestro espíritu unidos). Dios quiere que conoscamos la intimidad. Voy a ir a esto mucho más a medida que avanzemos mas adelante.

En segundo lugar, va a haber acopio y eliminación de obstáculos, piedras de tropiezo. Los ángeles han comenzado la recolección aquí en nuestras reuniones. Yo los he visto, al igual que los demás. No son sólo los ángeles de las trompetas, los ángeles sanadores, o los ángeles de vanguardia: son los ángeles de acopio. Ellos han estado observando, esperando una oportunidad para recoger y eliminar piedras de tropiezo de nosotros, de la iglesia. Va a ser todo un movimiento en el que Dios lleve a cabo esto.

Hay juicio viniendo a la casa de Dios: se va a dividir lo que es de Dios y lo que no lo es. Habrá una separación del trigo y la cizaña en este punto, antes de la separación definitiva en el Juicio Final. Voy a entrar en esas escrituras plenamente en artículos futuros.

Hay tiempos desafiantes que vienen.

Va a ser una cosecha de trabajadores. Vamos a ver a miles y miles de personas salvadas, y eso no es la cosecha de los últimos tiempos, es la preparación para enviar obreros a los campos de cosecha a recoger la cosecha de los últimos tiempos. Pídele a Jesús por ellos (Lucas 10:2). Van a ser hijos pródigos que vuelven por cientos, dirigiéndose de regreso a Dios. Dios los va a atraer hacia si.

Tiempos impresionantes, pero tenemos que ser muy cuidadosos para preparar y equipar a las personas para hacer las cosas que Dios está llamando a hacer. Es el levantamiento de la Generación Josué en este momento – Caleb y Josué eran personas de un espíritu diferente que fueron capaces de llevar a la gente en su heredad, la tierra prometida. Dios está llamando a una generación que se levanté, que traiga y equipe esos cosechadores para recoger la cosecha final. Va a haber centros de apostolado para capacitar a los segadores, y nosotros vamos a ser uno de esos centros. Habrá una manifestación creciente de los cinco ministerios y los dones del Espíritu para capacitar a las personas. Va a ser una manifestación creciente de personas que buscan primero El Reino de Dios, personas que lo vivan, no sólo lo digan o saben lo que dice, pero que en realidad lo vivan día tras día y hora tras hora.

Un temblor de los sistemas del mundo viene, una tormenta de juicio que viene sobre la tierra, y tenemos que estar preparados, porque tenemos que tener las respuestas en el juicio que se avecina. Cuando los sistemas del mundo se hayan venido abajo, la iglesia va a ser levantado en autoridad, con respuestas apropiadas. Cuando los expertos médicos no tengan cura para algunas de las enfermedades que van a sean soltadas, tendremos la curación en nuestras manos. Ya hemos visto un temblor menor del sistema financiero, un pequeño temblor, provocando una crisis que los expertos apenas podían manejar, que se convirtió en una recesión en todo el mundo: cuando todo colapse, vamos a ser personas que pueden decir, “Oh, allá en la boca del pez que hay un rollo de dinero!” o “Ustedes necesitan comida para esta semana? Oh, bien, ahí la tienen, sólo voy a multiplicar lo que tienen”.

¿Te acuerdas de Eliseo y esa historia de la viuda y su hijo, y el aceite que no dejaba de fluir hasta que se quedaron sin ollas para llenar? El aceite era una sustancia preciosa, podias utilizarlo para cocinar, pero también podías venderlo. Tan pronto como se quedaron sin recipientes, cesó el aceite! Esa es una imagen de lo que Dios está haciendo aquí. Si no deseas que el aceite deje de fluir, tiene que seguir viniendo por más, y traer más gente que viene como recipientes vacíos para ser llenados. La gente de las iglesias de por aquí se vienen a llenar, la gente nos encuentran en las redes sociales y YouTube y atrapan el corazón de Dios en lo que estamos diciendo, y se van a llenar el corazón de otros que tienen hambre y sed de más.

Volviendo a lo que estaba diciendo, todos los sistemas mundiales van a ser sacudido. Cada vez vamos a ver más “pequeños” ejemplos de agitación que se acumularán en un gran temblor.

La próxima vez que se veremos los períodos restantes de este diagrama: la cosecha final, el último día, el retorno de Jesús y la edad por venir.

Otros artículos de Freedom ARC
Artículo original en Inglés:
Anuncios

Autor: Freedom ARC

Freedom Apostolic Resource Centre, Barnstaple, UK.

1 comentario en “Horario Profético – Reseña (Parte 1)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s