Características de la generación de Josué (#26-30)

Mike Parsons
con Jeremy Westcott

Josué condujo a los hijos de Israel a su herencia. Si quisiéramos hacer lo mismo, ¿qué tipo de personas deberíamos ser?

26. La generación de Josué comenzará a ser conocida y atraerá la atención del público.

Antes del avivamiento que experimentamos aquí en el 2011, prácticamente nadie fuera de norte de Devon sabía que existíamos. De repente, debido a lo que Dios comenzó hacer aquí, todo tipo de personas nos notaron y comenzaron a buscar una relación con nosotros.

Y algunas de las otras cosas que han sucedido desde entonces – como que Ian Clayton haya venido acá, y luego mencionarnos dondequiera que viaja – nos han dado a conocer en países alrededor del mundo. Este blog está siendo leído en el Reino Unido y Europa, pero también en África, América, Australia, Rusia, y el lejano Oriente. Cientos alrededor del mundo se han afiliado a nuestro programa ENGAGING GOD y miles se suscriben al canal de YouTube.

¿Quién hubiese esperado esto? Ciertamente no fue por desarrollo propio. Dios tiene una razón para este proceso. Él quiere que ayudemos a otras personas a entrar en la revelación que hemos recibido y quiere que los equipemos y les permitamos entrar en su propia herencia.

Así que el SEÑOR estaba con Josué y su fama estaba por toda la tierra (Josué 6:27).

Ahora bien, fundamentalmente, nada de esto es realmente sobre nuestra fama, se trata de la fama de Dios. Estamos aquí para dar a conocer a Dios en toda la tierra. Pero tendremos reconocimiento público en el camino, y eso traerá batallas públicas. Esas batallas sucederán porque lo que estamos trayendo provocará una reacción tanto en el ámbito espiritual como en el natural.

Se harán todo tipo de críticas y todo tipo de acusaciones debido a lo que estamos haciendo. Mucha gente aún no entiende. Dirán que estamos haciendo cosas con la Nueva Era o con el poder del ocultismo. También dijeron lo mismo de Jesús, y debemos estar preparados para eso. Necesitamos tener confianza en nuestra identidad y en la revelación que Dios nos ha dado. Estaremos bajo el escrutinio del público de una forma u otra. Por lo que debemos cerciorarnos que no hay ningún orgullo en lo que hacemos. Necesitamos ser humildes. Se trata de lo que Dios está haciendo, no de lo que nosotros estamos haciendo. Se trata de Él, pero Él nos usa. Por lo tanto debemos gobernar nuestra casa, y deshacernos de cualquier cosa de pecado o iniquidad en nosotros, lidiar con cualquier obstáculo en nuestras propias vidas.

Si tenemos necesidad de afirmación o reconocimiento por parte de los hombres, vamos a tener que lidiar con ello, porque es la afirmación de Dios lo que realmente necesitamos. Y si recibimos la afirmación y el reconocimiento de la gente, podemos recibirla con agradecimiento, pero luego vayamos y lo intercambiamos en piso de operaciones permutables del cielo, ve y arroja tus coronas delante de Él

27. La generación de Josué asumirá una posición radical contra el pecado.

El pecado va a ser expuesto. Ya está sucediendo, siempre ha sucedido. Pero todo el reino angelical se volverá activo en exponer el pecado.

—¡Levántate! ¡Purifica al pueblo! Diles que se consagren para presentarse ante mí mañana, y que yo, el Señor, Dios de Israel, declaro: “¡La destrucción está en medio de ti, Israel! No podrás resistir a tus enemigos hasta que hayas quitado el oprobio que está en el pueblo”. Mañana por la mañana se presentarán por tribu. La tribu que yo señale por suertes presentará a sus clanes; el clan que el Señor señale presentará a sus familias; y la familia que el Señor señale presentará a sus varones. El que sea sorprendido en posesión del botín de guerra destinado a la destrucción será quemado junto con su familia y sus posesiones, pues ha violado el pacto del Señor y ha causado el oprobio a Israel (Josué 7:13-15 NVI).

No podemos tener cosas en nuestra vida que nos impidan estar en victoria contra el enemigo. Necesitamos deshacernos de esas cosas. En parte esa es la función de los ángeles que se reúnen, ellos están quitando las piedras de tropiezo de nuestro medio. Purificación, refinación el calor del horno de Dios se está elevando, para sacar todas las impurezas del oro a la superficie. Luego, cuando es desnatado, la superficie de oro es un espejo absoluto que refleja la gloria de Dios. Para eso nuestras vidas están allí, para reflejar la gloria de Dios – reflejar lo que está en el cielo – en la tierra.

Estamos entrando en un momento en el que la historia de Ananías y Safira será importante entender. Le mintieron al Espíritu Santo y cayeron muertos. Cuando comenzamos a entrar en el nuevo mover que Dios está revelando, de repente los niveles de responsabilidad aumentan. A mayor responsabilidad, sin duda hay mayor autoridad y poder, pero el nivel de pureza y santidad requerido para operar en esa dimensión también incrementa enormemente.

Yo soy responsable de entrar en el fuego de Dios personalmente. Y lo estoy ofreciendo para usted también, pero depende de usted si lo hace o no. Yo he cumplido con mi responsabilidad, usted debe decidir cómo responderá. ¿Va a entrar en el fuego? Con cualquiera de las dos opciones las consecuencias de la decisión son suyas.

28. La generación de Josué tendrá cuidado de buscar siempre el consejo de Dios antes de tomar decisiones.

Es peligroso para nosotros hacer cosas aquí en la tierra (yendo y viniendo) sin haber estado primero en el cielo. No debemos hacerlo.

Los hombres de Israel participaron de las provisiones de los Gabaonitas, pero no consultaron al Señor. Entonces Josué hizo con ellos un tratado de ayuda mutua y se comprometió a perdonarles la vida. Y los jefes israelitas ratificaron el tratado  (Josué 9:14-15 NVI).

Hicieron pacto con un pueblo que los engañaba, que fingían no ser habitantes de la tierra, sino que venían de muy lejos. Y Josué no levantó la vista hacia el cielo para ver. Este pacto con los Gabaonitas fue un problema para Israel por todas las generaciones venideras. Hicieron un pacto con el enemigo porque no buscaron a Dios primero.

No debemos tomar decisiones basadas en lo que parece correcto. Las apariencias engañan. No podemos confiar con nuestros ojos naturales.: tenemos que ver en el reino del espíritu si queremos tomar decisiones correctas. Obtener nuestra estrategia directamente desde el cielo es el único curso que nos mantendrá a salvo.

29. La generación de Josué pondrá al enemigo bajo sus pies.

El enemigo aquí no son personas. Nosotros no ponemos a las personas bajo nuestros pies. Nosotros no pisoteamos a la gente. Nosotros honramos y respetamos a la gente. Traemos personas de su cautiverio a la libertad. Eso significa que echamos fuera demonios, destruimos fortalezas, tratamos con una realidad espiritual que está mas allá de lo que podemos ver en lo natural. Necesitamos ver a los gigantes derrotados, y a los dragones, ya el resto de los demás principados, potestades y gobernadores de las tinieblas. Entonces tenemos que poner al enemigo bajo nuestros pies.

En éste pasaje los reyes representan a esos gobernantes en los reinos celestiales:

Cuando se los trajeron, Josué convocó a todo el ejército israelita y les ordenó a todos los comandantes que lo habían acompañado: «Acérquense y písenles el cuello a estos reyes». Los comandantes obedecieron al instante. Entonces Josué les dijo: No teman ni den un paso atrás; al contrario, sean fuertes y valientes. Esto es exactamente lo que el Señor hará con todos los que ustedes enfrenten en batalla (Josué 10:24-25 NVI).

A través del poder y la victoria de la cruz, Jesús hizo un espectáculo público de todos los renos demoníacos, y ya no tienen autoridad. Nosotros tenemos autoridad sobre ellos.  Es posible que aún no hayamos tomado posesión de esa autoridad, pero estamos empezando a hacerlo.

Tenemos que gobernar sobre ellos, y poner a los gobernantes en esos reinos bajo nuestros pies.

30. La generación de Josué manifestará milagros y prodigios.

Ese día en que el Señor entregó a los Amorreos en manos de los israelitas, Josué le dijo al Señor en presencia de todo el pueblo: «Sol, detente en Gabaón, luna, párate sobre Ayalón». El sol se detuvo y la luna se paró, hasta que Israel se vengó de sus adversarios. Esto está escrito en el libro de Jashar (Josué 10:12-13a NVI).

Un evento sobrenatural: el tiempo se detuvo. Les dio la oportunidad de vencer al su enemigo.

(El libro de Jashar mencionado aquí, dicho sea de paso, fue excluido de las Escrituras por el concilio de Nicea, operando bajo la autoridad del emperador Constantino. Él no quería que se supiera nada de esto, porque no quería que los creyentes ordinarios supiesen que pueden gobernar. Él quería gobernar a través de los pastores de la iglesia a quienes pagó, y por eso dio lugar a la estructura institucional que todavía tenemos que ver desmantelada hoy día. Obtenga el CD, como dice Ian Clayton – El dio una sesión completa al respecto. En Nicea trataron incluso de sacar a 1 y 2 de Pedro y el libro de Judas (los cuales dicen cosas muy interesantes que no se encuentran en ninguna parte de las escrituras). Esos libros hablan acerca de entrar en estos reinos, acerca de operar con autoridad y poder en los lugares celestiales. Pero hay muchos libros que solían considerarse como escrituras que no entraron en nuestro canon porque el enemigo no los quería allí).

El sol se detuvo y la luna se paró, hasta que Israel se vengó de sus adversarios. Esto está escrito en el libro de Jashar. Y, en efecto, el sol se detuvo en el cenit y no se movió de allí por casi un día entero. Nunca antes ni después ha habido un día como aquel; fue el día en que el Señor obedeció la orden de un ser humano. ¡No cabe duda de que el Señor estaba peleando por Israel! (Josué 10:13b-14 NVI).

Otros artículos de Freedom ARC
Este artículo también se encuentra disponible en otros idiomas:
Anuncios