Los Cielos y La Tierra

Mike Parsons
c
on Jeremy Westcott –  

Josué el sumo sacerdote

Luego el ángel del Señor le hizo esta advertencia a Josué: «Así dice el Señor Todopoderoso: »”Si andas en mis caminos y me cumples como sacerdote, entonces gobernarás mi templo y te harás cargo de mis atrios. ¡Yo te concederé un lugar entre estos que están aquí!” (Zacarías 3:6-7 NVI).

Observamos la última vez como existe una progresión de sucesos o requisitos en las cosas que Josué debe hacer si quiere disfrutar del libre acceso a los reinos de los cielos. Josué comienza caminando en los caminos de Dios, luego continúa cumpliendo sus leyes como sacerdote. Vamos a estudiar esos reinos celestiales a los que Josué tendría acceso, pero primero revisemos esas leyes.

12 Leyes de Jerusalén

Estas leyes no son los Diez Mandamientos. Son leyes en el sentido de ‘principios’, y describen como trabaja Dios dentro de su reino.

  • La ley del Espíritu de vida
  • La ley del pecado y de muerte.
  • La ley del amor.
  • La ley de la fe.
  • La ley de la siembra y la cosecha.
  • La ley de la primera mención. *
  • La ley de los primogénitos.
  • La ley de la abundancia.
  • La ley de justicia.
  • La ley de juicio.
  • La ley de gracia.
  • La ley de rectitud.

Estos son los principios de cómo Dios funciona y como nosotros debemos funcionar en el reino. Al igual que Josué, cuando comenzamos a hacerlo, obtenemos acceso libre a los reinos del cielo.

 Los Reinos Celestiales

Quisiera compartir con ustedes una representación de esos reinos del cielo, para que tengan una idea de cómo estos reinos se relacionan entre sí. Por favor, tenga en consideración que el siguiente gráfico es solo una representación y que nuestra compresión se esta desarrollando a través del tiempo.

Usted notará que hay reinos debajo de la tierra. De hecho, hay tres reinos en la tierra; tres reinos en el reino de los cielos (uno de esos reinos le fue dado a Adán) y hay una atmósfera entre ellos, formando así siete. Usted siempre encontrará el número siete en las cosas de Dios, porque el siete habla de finalizar y es el número perfecto.

Cada reino celestial tiene siete dimensiones o niveles de autoridad dentro de él. Todavía no se cuales son todos, pero sé que están vinculados a la estructura de las cortes (este tema fue explicado en la última sesión de la serie Transformación, disponible [sólo en inglés] en nuestro sitio web).

Debajo de la atmósfera de la tierra, hay varios lugares: Seol, el cuarto de los trofeos de Satanás, y las prisiones de oscuridad donde hay ángeles envueltos. También hay otros lugares allí, pero no voy a explicarlos ahora.

Es importante comprender que no tiene que atravesar un dominio para llegar a otro. Eso, nuevamente, es un pensamiento griego. Dios me ha mostrado muchos de éstos reinos, y es solo a través del tiempo que he llegado a entender dónde se encuentran.

Estudiemos algunas escrituras, porque necesitamos ver los comienzos para ver como ocurrió esto.

Satanás cayó

Al principio (Génesis 1:1) Dios creo los cielos y la tierra. El creó los cielos primero. Los cielos no solo eran físicos, sino todos los reinos que acabamos de ver: reinos de SU reino, reinos de SU autoridad. El reino es SU autoridad, gobierno y dominio. Se suponía que Adán tenía que traer lo que estaba en esos reinos a la tierra. Se suponía que la Tierra reflejara el cielo. La Tierra no estaba en el mismo lugar que la conocemos ahora. Eso fue antes del tiempo, de hecho el tiempo no existía para ese entonces. Y creó hijos de Dios que fueron los ángeles, particularmente los Ben Elohim, que estaban preparando la tierra para el hombre.

Ahora observemos el versículo 2: La tierra estaba sin forma y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie de las profundidades, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Pero Dios no lo creo de esa manera. Algo sucedió entre que Dios creó los cielos y la tierra y la tierra estaba sin forma y vacía.

Lo que sucedió fue lo siguiente: Satanás cayó.

Esto sucedió antes que Adán fuera creado. El Espíritu estaba flotando, resonando sobre la superficie de las aguas. El hecho de que todo el planeta estaba cubierto de agua indica que hubo un juicio. Dios no lo creó así.

Porque por medio de él fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado por medio de él y para él. (Colosenses 1:16 NVI)

Todo fue creado para Jesús. Los tronos, los dominios, los principados y potestades no son los nombres de los demonios. No son los nombres de los ángeles caídos (aunque los ángeles caídos actualmente operan en esos reinos de autoridad y poder). Entonces todas estas cosas – tronos, dominios, principados y potestades – fueron creadas para Jesús. ‘Todas las cosas visibles e invisibles fueron creadas para Él’: pero las cosas que ahora son invisibles, para nosotros, para el ojo natural, no fueron invisibles para le ojo espiritual de Adán.

El gobierno del reino es cuando el cielo viene a la tierra. Se trata de provocar en la tierra un reflejo de lo que está en el cielo. Lo que sea que vea en el cielo, esas son las cosas que Dios quiere ver resueltas en nosotros. Los principios del cielo deben verse reflejados en nuestras propias vidas, y luego en el mundo que nos rodea (comenzando con nuestras esferas de influencia). Todo lo que está en el cielo, Dios lo quiere traer a la tierra.

¿Cómo era la Tierra cuando Dios la creó?¿Cómo podemos saber que originalmente no fue creada sin forma y vacía? (como lo haría una lectura diferente de Génesis 1:2). Observemos éste versículo de Isaías:

Porque así dice el Señor, el que creó los cielos; el Dios que formó la tierra, que la hizo y la estableció; que no la creó para dejarla vacía, sino que la formó para ser habitada: «Yo soy el Señor, y no hay ningún otro.» (Isaías 45:18 NVI ). Él no creó un lugar para desperdiciarlo.

Conectado al Reino de los Cielos

Este es el relato de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, en el día que el Señor Dios hizo la tierra y el cielo. (Génesis 2:4). ¿Puede observar como las dos mitades de éste versículo se refieren a cosas diferentes? Una mitad dice ‘creó los cielos y la tierra’ y luego dice ‘hizo los cielos y la tierra’. Originalmente los creó, luego algo pasó para estropearlo (y hemos visto lo que era); Y de aquello que no tenía forma y era vacío Él creó la tierra y el cielo. En la creación original, no había estrellas, planetas, y galaxias como los conocemos ahora. No existían en la creación porque la tierra estaba en el centro de ese círculo, con una conexión directa e ininterrumpida al cielo. La Tierra siempre fue (y aún es) la intención de estar conectado al cielo.

Ahora sabemos que Adán tuvo acceso para caminar con Dios. La tierra, es el centro de todo, estaba conectada con el reino del cielo. Hubo una superposición entre el Edén (el jardín de Dios) y el jardín que Dios le plantó a Adán. Eso significa que Adán tenía acceso a cada reino en nuestro diagrama desde debajo de la tierra hacia arriba, incluyendo el reino de los Cielos. Después de la caída, todo se movió en el tiempo y en el espacio, y la tierra ya no estaba conectada al cielo de la misma manera. El eje de la Tierra se movió y todo se volvió elíptico en lugar de circular, inclusive hasta la órbita de los electrones alrededor del núcleo del átomo.

Si Adán no hubiera caído, y si hubiera comido del Árbol de la vida (que era el camino hacia la vida), habría tenido acceso a los reinos superiores: el Cielo de los cielos, la Perfección, y la Eternidad.

Pero como sabemos, eligió un camino diferente.

Otros artículos de Freedom ARC

Facebook: Hablemos Verdad

Este artículo también se encuentra disponible en otros idiomas:

* La Ley de la Primera Mención establece el  precedente de cómo debemos interpretar una palabra o frase en la Biblia. Dado que todo lo referente a Dios es circular, en muchos casos tenemos que regresar al libro de Génesis si queremos entender  apropiadamente lo que ocurre en el libro de Apocalipsis.

Anuncios

Horario Profético – Reseña (Parte 2)

Mike Parsons

Y va a realizarse una cosecha final.

La última vez que vimos las primeras etapas de lo que he llamado el horario profético – en lo que Dios está planeando hacer en nuestros días. Hay un llamado a la intimidad, una remoción de obstáculos, un levantamiento de una Generación Josué, un juicio de la casa o familia de Dios, una cosecha de trabajadores y un temblor de los sistemas del mundo.

Cosecha Final

Y va a realizarse una cosecha final. Yo se los he dicho antes, o va a haber más gente en el cielo que la que hay en el infierno. Si hoy día existen 6 billones de personas en el planeta, entonces quiero que la mayoría de esas personas sean empujadas hacia el Reino de Dios – pero vamos a necesitar que la cosecha previa de trabajadores traigan esta cosecha.

El Río de Vida fluye desde Su trono en el cielo hoy. El río de cristal está lleno de piedras preciosas y otras cosas maravillosas, pero está fluyendo a través de los reinos de los cielos, atravez de las dimensiones de la atmósfera de la tierra, un reino en (no “de”) oscuridad, a un lugar llamado Nirvana. Algunos de ustedes saben lo que es el lugar, es un lugar desolado. El río está retenido como en una represa en ese reino dimensional. El río de la vida sigue fluyendo, acumulando presión y esa presa va a ser rota cuando tomemos de nuevo la posesión de la autoridad que Adán perdió. Satanás se convirtió en el príncipe de la potestad del aire en lo que era la esfera de influencia de Adán. Cuando traemos el dominio del Reino de Dios, abriendo las puertas eternas, para que la luz de la gloria de Dios disperse las tinieblas, entonces la presa se va a romper y el Río de Vida va a ser derramado en la tierra. Es por eso que esta cosecha va a venir, es debido a que el río de la vida va a ser liberado. He visto ese lugar, esta desolado ahora mismo, esperando y esperando por nosotros para poner nuestra actuación en orden, para recuperar la autoridad, para liberar las cosas de Dios.

Va a haber un aumento de oscuridad, pero aumento de Luz. Aumento de oscuridad en el mundo; aumento de Luz en la iglesia. Vamos a brillar ante la gente; vamos a demostrar la luz, ser hijos de La Luz. Habrá un aumento en las manifestaciones de la gloria de Dios, señales y maravillas, y el ministerio pleno y milagros plenos serán liberados. Como resultado de todo eso, va a haber persecución. Cuando empezamos a ver la iglesia verdadera que nace de la iglesia institucional, va a haber persecución. Pero podremos elevarnos por encima de eso. Va a haber una transferencia de los riquezas en los últimos tiempos: vamos a necesitar para poder financiar la cosecha de los últimos tiempos.

La Montaña de la Casa del Señor (habla del Reino de Dios, administrado por la verdadera iglesia) va a ser levantada por encima de cualquier otra montaña, de cada otra colina, de cada una de las cosas que se están gobernados ahora por el enemigo.

Regreso de Jesús

Jesús va a regresar. Pero en Hechos 3:21 dice que Jesús permanecerá en el cielo “hasta la restauración de todas las cosas de que habló Dios por boca de sus santos profetas desde tiempos antiguos”. Así que todo proféticamente hablado, en el Nuevo y Antiguo Testamento se cumplirá antes del regreso de Jesús. Esto va a explotar algunas de tus teologías fuera del agua. Hay toda clase de tonterías habladas acerca de lo que va a suceder. Jesús dijo que Él va a regresar de la misma manera en que Él fue. Cuando Él venga de nuevo en el último día, será el final del tiempo y el comienzo de la eternidad. Él se va a quedar en el cielo hasta que se haya restaurado todo en la tierra. Por lo tanto, todo lo prometido a Adán y Eva: restaurado. Todo lo prometido por los profetas: restaurado. Todo lo hablado a través de Jesús: cumplido, entrando en su plenitud antes de su regreso . No después de que haya regresado, sino antes de que regrese. “Él debe permanecer en el cielo hasta que …”.

Entonces, ¿quién va a hacer la restauración? Nosotros, Su pueblo. Él dio el mandato original a Adán y Eva, y ahora se lo ha dado de vuelta a su pueblo, asi nos llama a cumplir con ello – asi El llama a la iglesia para cumplir con ello – nos llama a traer Su reino a la tierra como es en el cielo.

Habrá un último día, cuando Jesús venga, un día de la resurrección, el día del juicio, cuando seremos transformados en un abrir y cerrar de ojos, que dice, y en que seremos atraidos a su encuentro. En ese último día, Él estara en efecto volviendo en la misma forma en que Él se fue: en las nubes de gloria, con la nube de testigos que estarán con Él, para recibirnos a sí mismo.

La edad por venir

Y luego tenemos la edad venidera. Todo esto que estamos viviendo en este momento es sólo la preparación para lo venidero. Este no es la transacción final; esto es para prepararnos para lo que vendrá. Y cómo vives aquí determinará lo que haces allí. Jesús dijo que algunas personas van a gobernar más de diez ciudades, o cinco, o algunos nada más de una – eso fue sólo una ilustracion de cómo van a ser diferentes papeles que se van a jugar, diferentes niveles de autoridad a ejercer, y que dependerán de nuestra fidelidad aquí en hacer las cosas que Jesús hizo y la recompensa que Él va a lanzar sobre nosotros en ese reino celestial. Ahora, yo quiero gobernar sobre un universo, ¿no te parece, y Tu? Jesús dijo que podíamos hacer las cosas que hizo, y mayores; bueno, Él creó este universo, ¿por qué no crear otro? Toma los límites de Tus pensamiento aquí: mira, con Dios en la eternidad no vamos a estar sentados alrededor de una nube con un pequeña Arpa, rascandola y diciendo “Oh no es esto hermoso!” La edad por venir es para lo que estamos siendo preparados aquí y ahora; en ese tiempo venidero Él nos va a mostrar la plenitud de todo.

Fuego vendrá y purificara la iglesia. Así que cualquiera que esté almacenando cosas aquí , no importa que tan buenas sean, se van a ir al fuego. Tenemos que estar preparados, porque Dios ya ha comenzado.

En próximos publiaciones vamos a empezar a mirar con más detalle estos períodos, y en primer lugar la llamada a la intimidad.

Otros artículos de Freedom ARC
Artículo original en Inglés: