Una Generación de Precursores

por Mike Parsons

En el artículo anterior concluimos que la voluntad de Dios se va a cumplir de una manera u otra y es nuestra elección si queremos ser parte de ella o no. Toda la tierra será llena de la gloria del Señor.

La generación de Moisés

La generación de Moisés llego a los límites de la tierra… y escogieron no entrar a la tierra prometida. Como resultado, Dios les dijo, “Los cadáveres de todos ustedes quedarán tirados en este desierto. Ninguno de los censados mayores de veinte años, que murmuraron contra mí, 30 tomará posesión de la tierra que les prometí. Solo entrarán en ella Caleb hijo de Jefone y Josué hijo de Nun.” (Números 14:29-30).

Aquellos mayores de 20 años eran responsables de sus actos. Había mucho pueblo   menor de 20 años que deambulaban en el desierto con los ancianos, pero cuando llegó el momento de decidir, ellos decidieron abrazar su destino. Dios está llamando a ese tipo de personas hoy día. Caleb y Josué pertenecían a la generación anterior; pero su forma de vivir, sus creencias, su manera de actuar y lo que ellos hacían, los diferenciaba de sus contemporáneos, ésto inspiró a la generación más joven. Ellos representan la clave para entender que se necesita para heredar y para convertirse en la generación de Josué.

Un billón de trabajadores

La generación de Moisés falló en recibir su herencia y murieron en el desierto. Creo que la generación de Josué va a equipar una cosecha de un billón de trabajadores en lo sobrenatural. Digo en lo sobrenatural, porque por métodos naturales es imposible acceder a todo aquello que está reservado para nosotros. La manera de alcanzarlo es a través de un pueblo equipado para operar en la plenitud del poder del Reino de Dios a  un nivel sobrenatural.

Es por ello que debemos retomar el terreno que fue entregado al enemigo. Las personas del ocultismo y la nueva era operan con un poder espiritual y hacen cosas que la iglesia no tiene conocimiento ni sabe por dónde comenzar. Es que el ocultismo y la nueva era han ocupado un territorio falsificando lo que nosotros deberíamos hacer y operar bajo la autenticidad de verdadero poder de Dios.

Necesitamos ponernos de pie y ser contados. Debemos recuperar ese territorio, frente a una intensa oposición (la mayor parte de esa oposición vendrá de la misma iglesia). Si deseamos ver a la próxima generación levantarse, necesitamos comenzar a operar en el reino de lo sobrenatural mas allá de lo que cualquiera de nosotros ha experimentado hasta ahora. Debemos estar prestos para una revelación completamente nueva en lo sobrenatural y cuando estemos listos, Dios nos conducirá hacia ésta.

Necesitamos equipar a una generación que verá a Jesús regresar, que verá la gran cosecha final en donde todos aquellos que van a ser salvos, serán salvados. La generación de Josué serán los precursores que han espiado la tierra. La mayoría de nosotros ya hemos sido precursores, ya hemos experimentado un anticipo de algunas de las cosas que sucederán, lo hemos vislumbrado. En nuestro espíritu y en nuestros corazones sabemos que hay más. Hemos estado hambrientos por más de Dios, algunos de nosotros hemos estado así durante toda nuestra vida, y hay aún más experiencias precursoras por venir. Aún no hemos recibido la totalidad del cumplimiento de todo lo que Dios tiene preparado, tenemos vislumbres, podemos saborearlo y  poco a poco comenzaremos a darnos cuenta de cómo será.

Cruzando el Jordán

La iglesia está cruzando el Jordán, y ha estado sucediendo por algún tiempo. Cuando miro hacia atrás a la década de los ochenta, puedo ver los inicios de éste mover. Recuerdo algunas cosas que se profetizaron en aquel entonces (y la gente realmente no sabía lo que estaban profetizando) acerca del ejército de Joel; una raza totalmente diferente, un ejército anónimo y sin rostro del pueblo de Dios que iba a ser levantado; no iban a súper estrellas, simplemente personas ordinarias que operarían en el poder sobrenatural de Dios. En aquel entonces se profetizaban algunas de las cosas que estamos comenzando a ver.

Esta generación ha estado cruzando el Jordán todo éste período de tiempo, pero no hemos progresado mucho más allá al otro lado del Jordán. La iglesia todavía se encuentra en ese lugar llamado Gilgal. Fue en éste lugar donde el reproche del pasado fue removido, donde todo el pueblo fue circuncidado de nuevo, donde celebraron y tomaron la Pascua de nuevo: estas cosas eran necesarias para prepararlos para la batalla contra los gigantes y para tomar posesión de la tierra. Yo considero que es aquí donde se encuentra la iglesia en estos días, en sus días de preparación.

Hemos experimentado el Vino, el Fuego, y el Viento de Dios pero hay más por venir.  Debemos ser capaces de dirigir y equipar a la generación de Josué para poseer la tierra. Esta palabra Hebrea significa “heredar tomando o asiendo, desposeer, y convertirse en herederos de” – la Tierra Prometida. Se trata de tomar violentamente el Reino por la fuerza. La generación de Josué es una generación de guerreros, que lucharán por los demás y los traerán a la tierra. Ellos traerán el Reino de Dios a la tierra tal y como es en el cielo: cumpliendo el mandato de Adán en ambos reinos. Ellos gobernarán en el mundo espiritual e influenciarán el mundo natural, con el objetivo de ver la gloria de Dios llenar la tierra. (Números 14:21).

La generación de Josué disfrutarán de la tierra por sí mismos, pero también equipará a otros para que vivan en la Tierra Prometida y la posean en su totalidad. Esto significará que vivirán en una dimensión completamente diferente en términos de lo sobrenatural.

Nosotros estamos llamados a entrar: algunos de nosotros estamos llamados a ir antes y equiparlos, pero todos estamos llamados a entrar. A menos, que usted elija ser como aquellos que rechazaron la invitación de Dios y murieron en el desierto. Todo el mundo puede elegir ésta opción, pero Dios está invitando a la gente a entrar. Incluso en el tiempo de Josué hubo personas que cruzaron el Jordán, fueron parte de las luchas y las batallas, y aun así decidieron regresar y vivir en el otro lado; dos tribus y media o casi un cuarto de ellas.

Hay algunos ministerios que han sido ministerios precursores, que han estado a la vanguardia de lo que Dios está haciendo, pero que elegirán regresar y como resultado perderán la plenitud de su herencia. No quiero ser uno de esos. Quiero ser parte de la generación que entra, posee y disfruta la tierra; y quienes equipan a otros a entrar y hacer lo mismo.

Otros artículos de Freedom ARC
Este artículo también se encuentra disponible en otros idiomas:
  • This article was originally written and published in English
  • Este artigo também está disponível em Português (do Brasil)
Anuncios

Horario Profético – Reseña (Parte 2)

Mike Parsons

Y va a realizarse una cosecha final.

La última vez que vimos las primeras etapas de lo que he llamado el horario profético – en lo que Dios está planeando hacer en nuestros días. Hay un llamado a la intimidad, una remoción de obstáculos, un levantamiento de una Generación Josué, un juicio de la casa o familia de Dios, una cosecha de trabajadores y un temblor de los sistemas del mundo.

Cosecha Final

Y va a realizarse una cosecha final. Yo se los he dicho antes, o va a haber más gente en el cielo que la que hay en el infierno. Si hoy día existen 6 billones de personas en el planeta, entonces quiero que la mayoría de esas personas sean empujadas hacia el Reino de Dios – pero vamos a necesitar que la cosecha previa de trabajadores traigan esta cosecha.

El Río de Vida fluye desde Su trono en el cielo hoy. El río de cristal está lleno de piedras preciosas y otras cosas maravillosas, pero está fluyendo a través de los reinos de los cielos, atravez de las dimensiones de la atmósfera de la tierra, un reino en (no “de”) oscuridad, a un lugar llamado Nirvana. Algunos de ustedes saben lo que es el lugar, es un lugar desolado. El río está retenido como en una represa en ese reino dimensional. El río de la vida sigue fluyendo, acumulando presión y esa presa va a ser rota cuando tomemos de nuevo la posesión de la autoridad que Adán perdió. Satanás se convirtió en el príncipe de la potestad del aire en lo que era la esfera de influencia de Adán. Cuando traemos el dominio del Reino de Dios, abriendo las puertas eternas, para que la luz de la gloria de Dios disperse las tinieblas, entonces la presa se va a romper y el Río de Vida va a ser derramado en la tierra. Es por eso que esta cosecha va a venir, es debido a que el río de la vida va a ser liberado. He visto ese lugar, esta desolado ahora mismo, esperando y esperando por nosotros para poner nuestra actuación en orden, para recuperar la autoridad, para liberar las cosas de Dios.

Va a haber un aumento de oscuridad, pero aumento de Luz. Aumento de oscuridad en el mundo; aumento de Luz en la iglesia. Vamos a brillar ante la gente; vamos a demostrar la luz, ser hijos de La Luz. Habrá un aumento en las manifestaciones de la gloria de Dios, señales y maravillas, y el ministerio pleno y milagros plenos serán liberados. Como resultado de todo eso, va a haber persecución. Cuando empezamos a ver la iglesia verdadera que nace de la iglesia institucional, va a haber persecución. Pero podremos elevarnos por encima de eso. Va a haber una transferencia de los riquezas en los últimos tiempos: vamos a necesitar para poder financiar la cosecha de los últimos tiempos.

La Montaña de la Casa del Señor (habla del Reino de Dios, administrado por la verdadera iglesia) va a ser levantada por encima de cualquier otra montaña, de cada otra colina, de cada una de las cosas que se están gobernados ahora por el enemigo.

Regreso de Jesús

Jesús va a regresar. Pero en Hechos 3:21 dice que Jesús permanecerá en el cielo “hasta la restauración de todas las cosas de que habló Dios por boca de sus santos profetas desde tiempos antiguos”. Así que todo proféticamente hablado, en el Nuevo y Antiguo Testamento se cumplirá antes del regreso de Jesús. Esto va a explotar algunas de tus teologías fuera del agua. Hay toda clase de tonterías habladas acerca de lo que va a suceder. Jesús dijo que Él va a regresar de la misma manera en que Él fue. Cuando Él venga de nuevo en el último día, será el final del tiempo y el comienzo de la eternidad. Él se va a quedar en el cielo hasta que se haya restaurado todo en la tierra. Por lo tanto, todo lo prometido a Adán y Eva: restaurado. Todo lo prometido por los profetas: restaurado. Todo lo hablado a través de Jesús: cumplido, entrando en su plenitud antes de su regreso . No después de que haya regresado, sino antes de que regrese. “Él debe permanecer en el cielo hasta que …”.

Entonces, ¿quién va a hacer la restauración? Nosotros, Su pueblo. Él dio el mandato original a Adán y Eva, y ahora se lo ha dado de vuelta a su pueblo, asi nos llama a cumplir con ello – asi El llama a la iglesia para cumplir con ello – nos llama a traer Su reino a la tierra como es en el cielo.

Habrá un último día, cuando Jesús venga, un día de la resurrección, el día del juicio, cuando seremos transformados en un abrir y cerrar de ojos, que dice, y en que seremos atraidos a su encuentro. En ese último día, Él estara en efecto volviendo en la misma forma en que Él se fue: en las nubes de gloria, con la nube de testigos que estarán con Él, para recibirnos a sí mismo.

La edad por venir

Y luego tenemos la edad venidera. Todo esto que estamos viviendo en este momento es sólo la preparación para lo venidero. Este no es la transacción final; esto es para prepararnos para lo que vendrá. Y cómo vives aquí determinará lo que haces allí. Jesús dijo que algunas personas van a gobernar más de diez ciudades, o cinco, o algunos nada más de una – eso fue sólo una ilustracion de cómo van a ser diferentes papeles que se van a jugar, diferentes niveles de autoridad a ejercer, y que dependerán de nuestra fidelidad aquí en hacer las cosas que Jesús hizo y la recompensa que Él va a lanzar sobre nosotros en ese reino celestial. Ahora, yo quiero gobernar sobre un universo, ¿no te parece, y Tu? Jesús dijo que podíamos hacer las cosas que hizo, y mayores; bueno, Él creó este universo, ¿por qué no crear otro? Toma los límites de Tus pensamiento aquí: mira, con Dios en la eternidad no vamos a estar sentados alrededor de una nube con un pequeña Arpa, rascandola y diciendo “Oh no es esto hermoso!” La edad por venir es para lo que estamos siendo preparados aquí y ahora; en ese tiempo venidero Él nos va a mostrar la plenitud de todo.

Fuego vendrá y purificara la iglesia. Así que cualquiera que esté almacenando cosas aquí , no importa que tan buenas sean, se van a ir al fuego. Tenemos que estar preparados, porque Dios ya ha comenzado.

En próximos publiaciones vamos a empezar a mirar con más detalle estos períodos, y en primer lugar la llamada a la intimidad.

Otros artículos de Freedom ARC
Artículo original en Inglés: