Características de la generación de Josué (# 1-5)

Por Mike Parsons

Hemos observado que en nuestros tiempos Dios está levantando una generación de Josué la cual entrará en su herencia y permitirá que otros hagan lo mismo. Ésta generación poseerá las siguientes características.

1. La Generación de Josué será una generación de guerreros victoriosos, quienes dependerán del Espíritu de Dios para obtener una victoria sobrenatural.

¿Te acuerdas de la historia en Éxodo, cuando Moisés estaba de pie y necesitaba apoyo para sus manos, porque mientras sus manos estuviesen levantadas, Israel estaba ganando la batalla? Incluso en ese momento, Josué estaba siendo preparado para suceder a Moisés, y había una dimensión sobrenatural de lo que estaba ocurriendo.

“Entonces el Señor le dijo a Moisés: «Pon esto por escrito en un rollo de cuero, para que se recuerde, y que lo oiga bien Josué: Yo borraré por completo, bajo el cielo, todo rastro de los amalecitas».

Moisés edificó un altar y lo llamó «El Señor es mi estandarte». Y exclamó: «¡Echa mano al estandarte del Señor! ¡La guerra del Señor contra Amalec será de generación en generación!»” (Ex. 17:14-16).

Necesitamos conocer el nombre de Dios, Jehová-Nissí: El Señor es nuestro estandarte o victoria. ‘El Señor es mi bandera’. Aquí hay algo que debemos mantenerlo en nuestro espíritu. Utilizamos banderas en ésta dimensión de la guerra, y esa bandera de victoria es la que nos permitirá triunfar. Ésta batalla sucederá en cada generación. Dios quiere equiparnos para ver a Amalec destruido.

Existe una razón por la cual Dios los quiere destruir. Los Amalecitas eran descendientes de Esaú; ellos personificaban el mal y eran ladrones por herencia. Ellos competían por la Tierra Prometida. Para nosotros ellos representan la cizaña, la levadura de los fariseos y de Herodes, que tratan de robarnos nuestra herencia. Necesitamos destruirlos; y va a haber una batalla en nuestra generación. Necesitamos conocer el nombre de Dios, Jehová-Nissí, debido al nivel de guerra que va a venir. Cuando el mundo se comience a derrumbar, debemos ser más que vencedores en medio de lo que esté sucediendo en nuestro alrededor.

2. La Generación de Josué tendrá un corazón de servicio.

“Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana ” (Mateo 11:28-30 NVI).

Ésta es una escritura clave para entender acerca del servicio de corazón. Se trata de no hacer las cosas por esfuerzo propio, sino mas bien en conocer su identidad y ser de corazón gentil y humilde. Es por esto que Jesús dijo, “si toman mi carga sobre ustedes, aprendan de mí, porque yo soy manso y humilde de corazón.” Una generación de servidores conocerá la verdadera autoridad y la verdadera identidad al someterlo todo a Dios.

Necesitamos entender que Josué tuvo un llamado, y sin embargo fue el siervo de Moisés. “Entonces Moisés se levantó con Josué su siervo, y Moisés subió al monte de Dios. ” (Éxodo 24:13 NVI).

3. La Generación de Josué conocerá la gloria de Dios como un fuego consumidor.

Ya comenzamos a experimentar esto en el reino de los cielos, pero todavía queda mucho más por experimentar. Cuando Dios le dio los mandamientos a Moisés en el monte Sinaí, Josué también subió con él a la cima de la montaña. La mayoría de las personas no leen o no se dan cuenta, pero eso es lo que dice. Y lo que sucedió allí es que ” la gloria de Dios descansó sobre el Monte Sinaí, y la nube la cubrió por seis días…Y a los ojos de los hijos de Israel la apariencia de la gloria de Jehová era como fuego abrasador en la cima de la montaña. ” (Éxodo 24:16-17 NVI).

Dios nos está invitando a todos a subir a la cima de la montaña, entrar en el fuego abrasador, y encontrarle cara-a-cara. Es impresionante mirar Sus ojos. Los encuentros cara-a-cara con Dios caracterizarán la generación de Josué.

4. La Generación de Josué tendrá hambre y sed por la intimidad de la Presencia de Dios.

No estaremos satisfechos con nada menos. Necesitamos la intimidad de la presencia de Dios. Necesitamos presionar en ello. Necesitamos estar tan hambrientos y sedientos de la presencia de Dios, que transformará nuestras vidas. Y Dios comenzará a agitar ese deseo y esa hambre, dándote experiencias que harán que te harán tener hambre por más. No se alegre con una sola experiencia, esto debe convertirse en un estilo de vida. Debemos vivir en la presencia de Dios, en el dualismo de los dos reinos, el cielo y la tierra. Tenemos que presionar.

“Y hablaba el Señor con Moisés cara a cara, como quien habla con un amigo. Después de eso, Moisés regresaba al campamento; pero Josué su joven asistente, nunca se a apartaba de la tienda de reunión.” (Éxodo 33:11 NVI).

Josué permaneció en la presencia de Dios incluso después que Moisés se fue, y esto será un característica de la generación de Josué. Cuando algunas personas se den por vencidas, cuando ya hayan tenido suficiente, la generación de Josué presionará por más. Usted no estará satisfecho hasta que haya recibido la plenitud de su herencia.

5. La Generación de Josué será escogida como precursora para entrar a la Tierra Prometida.

Algunos de ustedes tendrán experiencias que van más allá, y ustedes van a ayudar a otras personas a entrar en ellas. Cuando ayuné hace dos años atrás, y comencé a tener encuentros celestiales, mi deseo fue facilitar el acceso al resto de las personas. Nuestra intención es siempre el abrir la puerta para otros. No somos exclusivos. El propósito de ser precursores es no es el de mantener a los demás por fuera, sino animar a todos a entrar.

Josué y Caleb fueron enviados como espías; ellos vieron las promesas – y vieron a los gigantes-de primera mano. Pero ellos tenían una actitud diferente a los demás: ellos estaban dispuestos a presionar.

…y le dijeron a toda la comunidad israelita:

―La tierra que recorrimos y exploramos es increíblemente buena. Si el Señor se agrada de nosotros, nos hará entrar en ella. ¡Nos va a dar una tierra donde abundan la leche y la miel! Así que no se rebelen contra el Señor ni tengan miedo de la gente que habita en esa tierra. ¡Ya son pan comido! No tienen quién los proteja, porque el Señor está de parte nuestra. Así que, ¡no les tengan miedo! Pero como toda la comunidad hablaba de apedrearlos,…” (Números 14:7-10a NVI)

Éstas son solo las primeras 5 características de ésta generación, que creo que Dios me ha mostrado. ¿Reconoces algunas de éstas características en ti? ¿Es ésta una generación de la cual estas llamado a ser parte?

Veremos más características en la siguiente oportunidad.

Otros artículos de Freedom ARC
Este artículo también se encuentra disponible en otros idiomas:
  • This article was originally written and published in English
  • Este artigo também está disponível em Português (do Brasil)
Anuncios

Experimentar el Conocimiento Intimo de Dios

Mike Parsons

Conocer nuestra identidad como hijos de Dios, comienza con saber realmente quien y como es Dios y no sólo saber acerca de él. ¿Quiénes somos? Nosotros como hijos de Dios, somos Realeza. Tenemos una identidad Real. Somos sacerdotes – los que tienen acceso libre y pleno a las cosas santas de Dios. Somos una habitación de Dios – El Padre, El Hijo y Espíritu Santo han hecho su hogar en nosotros y queremos que se expresen a través de nosotros. Bill Johnson dice que “Dios está encerrado en los creyentes incrédulos”. Él ya no quiere quedarse encerrado más – Él quiere que lo dejemos salir a Él fuera.

Y nosotros no queremos ser creyentes incrédulos tampoco. Queremos ser creyentes que realmente creen, los que saben lo que la palabra de Dios dice acerca de nosotros y actuar en consecuencia a ello, sin lugar a dudas, sin titubear. Esto es un llamado a la verdadera intimidad, para conocer el amor de Dios íntimamente en La Tierra y en El Cielo. Si somos una habitación de Dios, entonces tenemos a Dios en el interior, y si esta dentro de nosotros entonces lo podemos ver: cada vez más, El quiere abrir su corazón para nosotros y que nosotros abramos nuestro corazón a Él. Esto está aumentando en intensidad: hemos visto que el derramamiento inicial del Espíritu Santo es nada en comparación con la última lluvia que se avecina.

Llamado a la Intimidad

Podemos luchar con el mismísimo concepto de la intimidad con Dios. Los hombres en particular, cantan: ‘Mi romance?’- algunos están retorciéndose porque no saben cómo tomarlo, porque no pueden concebir en su cabeza ser cortejados por un hombre. Pero Dios no es hombre, Él es un espíritu. Sí, Él se da a conocer a nosotros como Padre; pero Dios es Espíritu. ‘Cúbreme, con tu amor rodéame‘ – Él quiere abrazar, acercarse a nosotros, para que verdaderamente lo podamos conocer, saber lo que siente, saber lo que está pensando, sentir el latido de su corazón. El Apóstol Juan puso su cabeza sobre el pecho de Jesús. Jesús está buscando una relación estrecha e íntima con nosotros para que podamos obtener revelación de su corazón. Él nos está llamando hacia esa intimidad. A veces uchamos, pero nuestra alabanza tiene el poder de abrir los portales celestiales para que podamos tener intimidad con Él, en la sala del trono, en la cámara nupcial; para que podamos encontrar la intimidad con el corazón de Dios. 

Estas y otras cámaras en los lugares celestiales, son lugares que Él quiere llevarnos a conocer y experimentar, pero no podemos entrar en ellas a menos que permitamos que se abra ese lugar de intimidad en nosotros. Tenemos que estar dispuestos, porque eso puede liberar la verdad en nosotros, para que El pueda liberar tambien nuestra identidad a nosotros. La puerta está abierta en el cielo, y Dios nos llama a amarlo sinceramente y a conocer nuestra identidad. Él nos llama a conocerlo por experiencia, porque podemos leer un libro acerca de Dios, incluso podemos leer la Biblia, y conocer los hechos, pero el quiere más que eso: Él quiere que nosotros Le conoscamos por experiencia personal, que sepamos qué es lo que el amor realmente es, para saber lo que realmente es aceptación, saber lo que en realidad es perdón. Él nos ha hecho ‘reyes y sacerdotes para nuestro Dios’ (Apocalipsis 1:2). Y Él dice: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo, si alguien me abre entraré y cenaré con él…” Como dice la canción de Jesus Culture, necesitamos abrir nuestros corazones para dejarlo entrar.

Abrir la puerta

Así como Adán caminó con Dios en el Jardín del Edén, también nosotros tenemos un jardín dentro de nosotros ahora, un lugar donde el Espíritu de Dios se une a nuestro espíritu. Él quiere abrir una puerta para nosotros, para que podamos tener la experiencia de los cielos, pero nosotros tenemos que abrirla al primero abrirle la puerta de nuestro corazón a Él. Y no sólamente entreabierto, para que podamos obtener una breve visión; sino hacer girar amplia y completamente ‘dejar que el Rey de la Gloria entre’. Jesús promete que si vamos a abrir a su llamado, Él entrará y cenara con nosotros. Recuerde, el cenar es algo muy íntimo en los tiempos del Nuevo Testamento; aun hoy lo es, pero en aquel entonces había de reclinarse en el suelo muy cerca uno del otro; era un lugar donde compartir la vida. Hoy cada uno tiene su espacio – su silla. Pero: Jesús quiere hacer lo mismo con nosotros, reclinarse cerca, para que seamos capaces de escuchar su corazón, sentir su corazón, experimentar su amor. Y ‘Mira, he aquí una puerta abierta en el cielo’ – al abrir la puerta de nuestro espíritu, una puerta en el cielo se abre y se oye una voz que nos invita y dice “Sube acá, experimenta mi jardín, entra a una experiencia de las cosas del cielo conmigo”. Tenemos que abrir la puerta en nuestros espíritus todos los días, y cuando abrimos nuestra puerta, una puerta se abre para que recibamos la intimidad de la relación con Él.

Yo solía pensar que sabía lo que Su Presencia era: ahora sé que no tenía ni idea. No sé casi nada ahora, pero sé más que antes, porque yo lo he experimentado por mí mismo; porque he experimentado ir al cielo; porque he experimentado lo que es mirar a los ojos de Jesús, mirarlo a Él en la cruz, ver sus ojos de amor. Hay tanto para nosotros experimentar: vamos, tengamos hambre y sed, no nos quedemos postergados, estemos ansiosos por más. Porque hay más por venir. Él quiere equiparnos para entrar en nuestro destino como hijos de Dios. Quiere mostrar a Sus hijos delante de la gente y decir – al igual que lo hizo con Jesús: ‘Este es mi Hijo a quien amo, a El escuchenle’.

Es hora de que abramos nuestros corazones. Es hora de que nos convirtamos en los superhéroes de la fe, lo que te estoy diciendo es, que los personajes de Revistas Comicas quedarán en la nada, cuando como iglesia entremos en nuestra herencia como hijos.

Oremos con Fe:

Padre, suelta un hambre y sed por ti en tu pueblo.
Suelta en nosotros la pasión por la intimidad, el amor,
Así que cada uno de nosotros te abra su corazón
Y deje que Tu El Rey de la Gloria entre.

Deja que el Espíritu Santo venga y nos renueve para recibirte.
Para Tocarnos de nuevo,
Ayúdanos a saber quiénes somos, y quien Tu eres.
Enséñanos a fluir junto contigo,
Para abrir esas puertas celestiales y darte la bienvenida.

Que tu pueblo vea que la puerta esta abierta en el cielo,
Y escuche Tu voz invitándolos a ir contigo, diciendo ‘suban acá’.
Que tu Espíritu nos sacuda. Que Tu Luz sea vista atravez de nosotros.
Danos la fuerza como hijos del Dios viviente
Para ser esos superhéroes de la fe
Que conocen a su Dios, y hacen hazañas.

Amén.

Otros artículos de Freedom ARC
Artículo original en Inglés: